Cómo lograr ser un profesional del Diseño Web

Ser un Profesional del Diseño Web

Bueno en primer lugar que nadie se tome a mal este artículo, la finalidad simplemente es que la comunidad aprenda y se enriquezca de la experiencia que otros tienen.

Hace tiempo aprendí que en los negocios hay que andar con pies de plomo, debes proyectar una imagen profesional a tus clientes y no dejarte llevar por emociones ni dejarte condicionar por nada.
Lo mejor desde el comienzo es mantener una postura cercana y amable pero sin dejar atravesar esa barrera, debemos asegurar la retaguardia e ir con precauciones para que no se quieran exceder, ya que el cliente cuando abona cierta cantidad de dinero a cambio intentará sacar el máximo beneficio (por supuesto al igual que hacemos todos en alguna ocasión).

profesional-diseño-web

Normas básicas para conseguir ser Profesional del Diseño Web?

  • Buen aspecto personal
    Bueno esto es muy muy personal, pero desde luego algo que afecta y mucho es el ir aseado y con ropa más o menos normal a las entrevistas. Y digo esto porque los informáticos tenemos una fama de “desarreglados y descuidados”, yo por mi parte siempre intento acudir con un mínimo de cuidado, ni en traje de chaqueta ni tampoco con la ropa vieja en plan cómodo. Ante la duda de cómo será el cliente lo mejor es algo estandar.
  • No hables mal de personas ajenas a la conversación
    Evita hablar mal de otros profesionales, de la competencia, de otros clientes o situaciones que se te hayan complicado en exceso. Admite si te preguntan que has tenido que solucionar algunas situaciones, pero no hables en exceso de problemas porque las malas energías y las desconfianzas empezarán a brotar rápidamente.
  • Cuida las Sensaciones
    Intenta dar la sensación de que eres una persona de fiar, que sabes organizar, supervisar y realizar correctamente el timing del equipo que te ayuda a programar.
  • No empatices demasiado
    No hagas ni mezcles demasiada confianza con el cliente a través de llamadas y whatsapp, usa siempre que puedas el correo de empresa para solucionar los temas menos urgentes.
  • “Estoy Reunido”
    Muéstrate como un profesional que está ocupado, aunque estés en casa tirado viendo el futbol y aburrido sin ningún proyecto no contestes rápido al teléfono. Nunca te muestres desesperado, hazte valer, pon un buen precio a tu trabajo y deja que ellos vengan a tí.
    Esto es como las novias: si estás detrás de ellas todo el día al final pasarán de tí, usa la técnica del “Hola, Estoy reunido, enseguida te llamo, hablamos a la tarde”.
  • Actúa con sinceridad
    Algo que siempre funciona es el ser natural, el ser tú mismo y admitir ciertos aspectos y servicios que tú no puedes ofrecer al cliente, pero a cambio puedes ofrecerle estos otros (tus puntos fuertes). Si la sabes enfocar bien, esta técnica te llevará al más absoluto ÉXITO. Pero con cuidado, no seas demasiado agresivo, tantea la situación poco a poco y observa cómo va asumiendo lo que le estas diciendo, si no calló bien….no intentes repararlo de golpe porque puede ser aún peor.
  • Respeta el turno de palabra
    Hay que saber escuchar lo que la persona quiere, déjala que hable, que se exprese y te diga que es lo que ha oído o visto y como es lo que él piensa que quiere, respeta el turno de palabra y después hazle preguntas complementarias para saber qué es lo que realmente piensa.
    Después de esta pequeña introducción habrá llegado tu momento donde podrás expresar tus conocimientos y te explayarás en el tema, en ese momento el cliente estará más receptivo para escuchar…y quedarás como un Dios.

Ahora que nos conocemos a nosotros mismos, vamos a proceder a Conocer a los tipos de Clientes con los que te puedes encontrar:

Cuidado con los Clientes Abusivos, Tipos de clientes:

  • El Gato:
    gato
    Por regla general el cliente de un diseño web suele ser desconfiado y normalmente no posee muchos conocimientos técnicos, por lo que la ignorancia a su vez genera desconfianza sobre el trabajo que le estas haciendo.
    Esto a la larga puede traer problemas si la comunicación entre ambos no es fluida. A mí me pasó en una ocasión que hice una web con código fuente desde cero y al entregarla el cliente me dijo: “¿esto debe ser una plantilla de estas bonitas que se hacen en media hora no?”, esta persona era un gato (muy desconfiado), pero al final quedó contento cuando le mostré el timing del trabajo y lo que le había creado.
  • El Pasotas:
    pasotas
    Este tipo de cliente es el que desde un principio le da igual todo y no tiene preferencias para nada; “Hazlo a tu gusto, tú eres el profesional”, “me da igual los colores, la colocación…todo!!”… pero después resulta que quiere todo a su gusto, hasta el más mínimo detalle, lo que a la larga para nosotros es el doble de trabajo.
    Para evitar este tipo de problemas os recomiendo crear un buen contrato de diseño web antes de empezar a trabajar. Para ello os recomiendo este artículo: contrato de diseño web
  • El Cantoso:
    cantoso
    El que desde un principio se le ve venir con muchas exigencias. Lo mejor es huir de ciertas personas, si lo ves claro no malgastes tu tiempo ni tu energía.
  • El Topo:
    topo
    El típico caso de una persona que parece no tener idea de lo que está contratando, pero después te comenta como para meterte presión que su hermano o su mejor amigo son informáticos y que le están diciendo tal y cual. Os recomiendo hacer siempre vuestro trabajo y quedar todo bien detallado, ya os toque un cliente con conocimientos informáticos o sin ellos.
  • El Ingenioso:
    ingenioso
    Cuando llega el momento de ponerse manos a la obra para corregir ciertos aspectos del proyecto web, en ocasiones surgen personajes que te dicen “tengo un conocido o un amigo que está interesado en tus servicios, ¿puedo darle tu teléfono?”. En la mayor parte de estos casos lo que el cliente pretende es sobrepasarse con las modificaciones de la web antes de publicarla, pensando que tu tragarás con todo porque te está consiguiendo clientes. De lo que ves creete la mitad, de lo que no ves no te creas nada.
  • El Normal:
    normal
    Una utopía, cuando tienes la suerte de que una persona normal te contrate podrás relajarte y hacer un buen trabajo sin distorsiones, lo que quedará reflejado en el resultado final de la web, cumpliendo todas las expectativas y objetivos. Hay que dejar desarrollar al profesional todo su potencial y creatividad, de este modo obtendrás el máximo beneficio.

Espero que este artículo os sirva de ayuda,
Un saludo,
Óscar / Devservice.es

Por Óscar Carrillo